Mi querida Merina…

 

Oveja Merina

En el post de hoy quiero hacer un pequeño homenaje a la que para mí es la protagonista indiscutible de las pasarelas de moda de invierno, y una gran amante de los diseñadores, ella es la oveja.

Este pequeño animal tan simpático y que siempre dan ganas de abrazar nos ofrece cada invierno su pelaje para hacer todo tipo de prendas de vestir, desde jerseys hasta vestidos, abrigos, pantalones…

En los últimos tiempos, gracias a la moda Low Cost su producción se va perdiendo y es un lujo que no nos podemos permitir.

La producción de la lana se hace desde el principio con técnicas artesanales, es un producto de alta calidad, natural, sostenible y que no hace ningún daño al animal, de hecho la oveja cuando llega la temporada de esquilar que es a mediados del mes de junio, con el calorcito,  está encantada de quitarse toda esa manta que lleva encima y correr desnudita por el campo.

El 40% de la lana que utilizamos es la lana denominada “Merino”, una lana de alta calidad que nos da la oveja, pero no es ella la única que ofrece su pelaje para lucir en las pasarelas, cuenta con unas amigas bien coquetas que también lo hacen, como son la Llama, la Alpaca, la cabra Cachemira, el conejo de Angora (y no el gato), o la cabra de Mohair, todas dignas de los diseñadores más exclusivos.

En la calidad de la lana influye la edad y la calidad de vida del animalito. A una ovejita feliz, mejor lana, como en todo…

Madre Mía Land: El cuidado de la Seda

Según la tradición China, se decía que para que los pequeños gusanos de seda fueran productivos se les tenía que cuidar y consentir. A a los delicados gusanos no les gustaba ni el frío, ni la humedad, ni el ruido, ni la suciedad ni las lágrimas, ni los gritos, aunque sí les gustaban el susurro de unas palabras bonitas…

 Textiles-naturales_seda
Seda natural.

PEQUEÑA HISTORIA DEL PANTALÓN

¿Sabes quién era Amália Bloomer?, era quien creó en 1860 los primeros pantalones para las mujeres. Feminista rotunda, tuvo en aquel entonces muchos problemas ya que el feminismo se consideraba una amenaza para la sociedad. Aún así, ella diseño unos pantalones bombachos que estaban cubiertos por las faldas (lo que conocemos como “Pololos”), éstos eran objeto de burla durante muchos años, hasta que en 1890 se pusieron de moda al inventarse la bicicleta.

Pero no hubo un uso generalizado del pantalón hasta que estalló la guerra y dotaban a las mujeres de uniformes masculinos para que pudieran trabajar. Cuando la guerra acabó, Coco Channel le dió su toque personal y…Bum! pantalones para todas!

Los jeans eran uso exclusivo de hombres hasta que el señor Strauss sacó la línea “Lady Levi’s” y arrasaron…

¿Alguien puede decir que no fue un buen invento?

levis.jpg

 

¿La primera impresión es la que queda?

La primera vez que te presentan a alguien en qué te fijas?, en sus ojos, sus zapatos, sus manos, lo que lleva puesto…Los expertos en la materia comentan que en tan sólo 7 segundos una persona construye en su mente la imagen de otra y que esa imagen se queda permanentemente en el subconsciente, que con el tiempo puedes crearte una imagen nueva pero esa primera imagen no se borrará jamás. En el primer momento ya parecemos guapos o feos, simpáticos o desagradables, si damos confianza o no. No existe una segunda impresión para remediar la primera.

¿No crees que entonces es muy importante tu imagen, el cómo vistes?, no sólo por estar guapa, elegante o sexy, sino porque marcas tu personalidad, lo que llevas puesto habla por ti, expresa lo que tú eres, dice quien eres.
Cuídate, mímate, elige bien lo que te vas a poner, no sólo cuando tienes una cena especial, vas a una boda, o tienes una importante reunión de trabajo, sino siempre, porque tú siempre tienes que hablar de ti.
Os dejo esta bonita imagen de Coco Channel que fue la diseñadora que rompió todos los esquemas que existían en aquel entonces sobre la moda femenina, una mujer que con sus vestidos cambió la forma de pensar de la mujer.

coco.jpg

ANÉCDOTAS CURIOSAS SOBRE EL VELO DE LA NOVIA

velo.jpg

El velo de la novia, ese complemento del vestido que algunas ven antiguo y sin embargo para otras sigue siendo una prenda fetiche y elegante, que no pasa desapercibida y mucho menos cuando investigas anécdotas sobre su historia, como por ejemplo:

¿sabías que el nombre de velo viene de la palabra velar, de proteger a la mujer?, siempre ha sido un complemento que tradicionalmente se usa para proteger a la mujer y demuestra la vulnerabilidad, la inocencia, y la modestia antes de ser entregada al futuro esposo. Antiguamente si el marido era quien descubría el rostro de la mujer demostraba la dominación masculina, pero si era ella quien mostraba su rostro, era un símbolo de independencia y seguridad de la mujer ante el futuro marido.

La antigua mitología mesopotámica contaba que Ishtar, la antigua diosa del amor, venía desde las profundidades del mar y de la tierra para encontrarse con su amado, los vapores que salían de la tierra y el mar le creaban una especie de manto, por ello, todas las mujeres de la época se casaban con un manto en honor a la diosa Ishtar, hasta que en el día de su boda, Jacob fue engañado para casarse con la hermana de Raquel, Leah, al levantarle el velo, ¡sorpresa!, desde entonces se sustituye el velo por unos llamativos coloretes. Nunca sabes lo que te puedes encontrar…

De una manera más exacta, se sabe que el velo procede de la antigua Roma y Grecia donde las novias lo vestían largos y traslúcidos de un color amarillo, naranja o rojo simbolizando el brillo del fuego, en aquel momento al velo se le llamaba “Flammeum”. Más tarde, en el renacimiento, se adornaba el velo con perlas y piedras preciosas para ostentar delante de los invitados, ya que es en esta época cuando la ceremonia se convierte en un acto social.

Existe una anécdota del s.XVIII con la hija de George Washington, Nellie, ésta en una celebración se sentó a la mesa junto a una ventana que lucía unas bonitas cortinas de encaje, fue tal la adulación que recibió que las utilizó como velo para el día de su boda.

Las actuales costumbres en las bodas vienen de 1840 cuando la reina Victoria de Inglaterra impactó en su ceremonia luciendo un impresionante vestido blanco para proteger la pureza de la novia de las influencias externas y también llevaba un bonito velo de tul que ya en este siglo tejían los nuevos telares. Aunque hay otros que dicen que fue la princesa Augusta de gran Bretaña quien lucio un velo blanco de suave tul con una tiara de diamantes después de copárselo a Eugenia de Montijo en su boda con Napoleón III.

Sea la procedencia que sea, el velo es hoy en día un accesorio elegante con un toque de inocencia; traslucidos y suaves y que ya por suerte no esconden ninguna sorpresa.

 

Papel de frutas y café

Sabemos que el post que os mencionamos ahora sobre medio ambiente no tiene nada que ver con los tejidos, cosa de la que solemos hablar, pero nos parece una cosa práctica y positiva, dando un pasito más hacia el cuidado de nuestro planeta, y es el siguiente

¿Sabías que ahora puedes crear tus publicaciones o embalar tus cosas con fruta en vez de con pasta de árbol como hemos hecho siempre?

Sí, una empresa italiana ha inventado el papel CRUSH que de momento sirve para embalajes y publicaciones, se utiliza solamente el 15% de la pasta de árbol que se utiliza habitualmente y se mezcla con ingredientes tan curiosos como el maíz, la oliva, el kiwi, la naranja, la almendra, la avellana o el café, todos ellos son residuos post-consumo y además crean una amplia gama de colores en el papel según la fruta que se utilice.

Esperemos que algún día el papel CRUSH llegue a utilizarse para cualquier tipo de papel…
Hay tantas cosas que se podrían hacer para cuidar el medio ambiente, ¿verdad?

 

papel.jpg

MIRIÑAQUES DE AYER Y DE HOY

En algunos de los vestidos de novia de hoy en día se siguen utilizando los llamados miriñaques o crinolinas, esa prenda que nos parece tan antigua pero que en realidad es un reflejo de innovación y creatividad.

Verás, hasta la mitad del S.XIX se les llamaban miriñaque o crinolina porque se elaboraban con crin de caballo e hilo de nylon, creando una pieza, entre otras cosas, muy pesada lo cual quedó obsoleto cuando a partir de 1850 hubo un espectacular desarrollo en la industria del textil. Se crearon nuevos tejidos y materiales, telares industriales más sofisticados, nuevas máquinas de coser capaces de coser largas tiradas de tejido y algo también muy importante, el desarrollo del cable de acero que ayudaba a crear el armazón de los miriñaques con aros metálicos.

Los miriñaques de hoy están más evolucionados y son totalmente ligeros pero siguen conservando la elegancia y la prestancia de esos miriñaques de antes.

mirinaque.jpg